Noche de San Juan

Fechas de celebración

Dates de celebració

La víspera de la festividad de San Juan, el 24 de junio

Día: 23 de junio

Barcelona se prepara para vivir la noche más mágica del año, San Juan. Muy pronto tendremos disponible la web y el programa

Descripción

La verbena de San Juan es una fiesta que se celebra por todo el país con formas muy diferentes. En Barcelona, es una celebración popular que cada uno vive a su manera, con encuentros vecinales, familiares o de amistades para cenar, tocar música y encender hogueras.

El 23 de junio por la tarde la llama del Canigó llega a la plaza de Sant Jaume, donde es recibida por las autoridades municipales, el Àliga de la Ciudad y los Gigantes de la Ciudad, mientras suena la canción "Muntanyes del Canigó". Acto seguido, los representantes de cada barrio recogen el fuego que encenderá las hogueras de toda la ciudad.

Con el encendido de las hogueras empiezan las verbenas en las plazas y calles de los barrios barceloneses y, paralelamente, las cenas populares, espectáculos pirotécnicos, bailes y mucho jolgorio hasta la madrugada.

Motivo

La noche del 23 de junio, verbena de San Juan, es una noche mágica en la que se celebra el solsticio de verano, con dos días de retraso. Es una celebración que la Iglesia Católica hace coincidir con la fecha de nacimiento de san Juan Bautista y que se ha convertido en una fiesta con elementos y costumbres muy marcadas y simbólicas: el fuego purificador, los baños de medianoche, las hierbas de san Juan, las canciones, el baile o las curaciones y otros rituales mágicos.

Orígenes

El origen de la celebración de la noche de San Juan es pagano y forma parte del grupo de fiestas solsticiales, como Navidad. Con una tradición que se remonta a mucho antes de la implantación de cristianismo, es un culto al sol, al alargamiento del día, por la llegada del solsticio de verano.

La fiesta de la noche de San Juan en la ciudad de Barcelona es muy antigua, sobre todo con la presencia central de las hogueras, porque es una creencia común que las llamas alejan y asustan a los malos espíritus que campan durante esta noche. De hecho, en el siglo XVIII ya se dictaron leyes que pretendían poner freno a los fuegos artificiales y a las hogueras dentro de la ciudad, lo que hace suponer que entonces la tradición ya estaba muy asentada. Pero la fiesta se ha mantenido hasta hoy pese a las prohibiciones y las restricciones durante el siglo XX.

¿Sabías que...?

Sabies que...

El agua, considerada una fuente de virtudes y garantía de vida en el medio rural, esa noche se considera llena de poderes curadores. Antiguamente, los baños a medianoche eran un ritual casi obligatorio. En los lugares de la costa, este baño continúa siendo muy común, bien sea por las creencias propiciatorias de salud, bien porque la temperatura, el entorno y la fiesta permiten continuar la juerga dentro del mar.

 

Sobre la festividad

Actos por destacar

La llama del Canigó. Desde 1966, diversos colectivos y organizaciones distribuyen la Llama del Canigó, desde la cima de la montaña, por todas las tierras de habla catalana para encender las hogueras de la noche de San Juan. La llama permanece encendida todo el año en el Castillo de Perpiñán y se renueva cada 23 de junio de buena mañana en la cima del Canigó. En Barcelona, la llama llega desde la década de los setenta.

La entidad responsable de la llegada de la llama del Canigó a Barcelona es Òmnium Cultural, que organiza la recepción el 23 de junio por la tarde en la plaza de Sant Jaume. Cuando los portadores llegan con la llama, el Àliga de la Ciudad y los Gigantes de la Ciudad les hacen una escolta de honor hasta el crisol situado justo en medio de la plaza, mientras se interpreta la melodía de "Muntanyes del Canigó". Después de los parlamentos de los organizadores y las autoridades, se distribuye el fuego entre los representantes de los barrios, que serán los encargados de encender las respectivas hogueras.

Noche de hogueras y verbenas. La noche de San Juan no tiene una fiesta única en Barcelona, sino que, simultáneamente, cada barrio organiza sus hogueras y verbenas propias. Con la llegada de la llama del Canigó se enciende el fuego y la fiesta que se hace alrededor de esta puede ser de muchos tipos: cenas populares, espectáculos pirotécnicos con diables y bestias, orquestas y grupos musicales que hacen bailar al público, etcétera. Ahora, algo que no falta nunca en ningún sitio es el cava y la coca, manjares típicos de San Juan.

Elementos de interés

Elementos de interés

El manjar más tradicional de esta festividad es la coca de San Juan, que actualmente se presenta en muchas variedades: la hay con fruta, piñones, chicharrones y las hay rellenas con crema o bien con nata. Es una derivación del roscón con huevos que se comía antiguamente, una gran pieza redonda con claras reminiscencias del culto al sol. Según el cocinero Ignasi Domènech, la coca de San Juan debe tener un tamaño canónico, el doble de largo que de ancho. 

Información complementaria

Organizadores

Ayuntamiento de Barcelona, Òmnium Cultural

Materiales

Protocolo festivo de la ciudad de Barcelona. Ayuntamiento de Barcelona. Instituto de Cultura.