Foto: Pere Virgili

La imaginación ciudadana

Barcelona Metròpolis

La tarea de políticos y urbanistas es detectar las patologías urbanas y ponerles remedio. La remodelación de la Rambla es una oportunidad para hacer, a pequeña escala, un ejercicio de terapia administrativa que convenza a la ciudadanía de que tiene mucho que decir y algo que hacer para mejorar su entorno de una manera no defensiva.

Foto: Pere Virgili

La ciudad parecía haber perdido para siempre su paseo por excelencia, o por lo menos así lo pensaban muchas personas. El equipo Km_zero ganó un concurso de ideas para mejorar la Rambla con un proyecto que quiere que sea catalizador de las esperanzas colectivas en su renacimiento.

Foto: Pere Virgili

Los países latinoamericanos comparten una fuerte tendencia al asociacionismo, lo que se refleja en el gran número de entidades formadas por ciudadanos originarios del otro lado del Atlántico. La presencia femenina es muy importante: las mujeres latinoamericanas se han convertido en un colectivo clave para el mantenimiento del estado del bienestar autóctono.

Foto: Dani Codina

A excepción de chinos e italianos, el volumen de inmigrantes en Barcelona se ha estabilizado, y son muchas las personas que –coincidiendo con la recesión y el encarecimiento de la vida– han optado por cambiar de municipio o volver a casa. En esta coyuntura se han hecho más visibles nacionalidades hasta ahora poco representadas como los bengalíes, los armenios o los hondureños.

Foto: Francesc Serra / AFB

Como arquitecto y urbanista, Puig i Cadafalch dejó una huella profunda y perdurable en Barcelona. Pero como político, pese a la relevancia de su función como sucesor de Prat de la Riba al frente de la Mancomunitat, su tarea ha sido discutida.

Jardins als terrats de l’Eixample, d’Eva Prats.

Una exposición de la Escola de Arquitectura ha recopilado los mejores trabajos de final de carrera desde 1978. El presente artículo ofrece una pequeña muestra de esos trabajos vistos por sus autores, arquitectos en ejercicio que se han prestado al experimento de volver al pasado y contextualizarlo en el presente.

Foto: Ajuntament de Barcelona. Urbanisme

¿Cómo hubiera sido la otra Barcelona? Aquella imaginada pero frustrada por razones financieras, políticas o por el cambio de modas, la que se quedó archivada a la espera de un mejor momento o la de los proyectos finalistas de concursos que, a fin de cuentas, no resultaron ganadores.

Foto: Fundació Museu d'Història de la Medicina de Catalunya

La ciencia oficial en Barcelona ha sido cosa de hombres hasta hace muy poco. Así lo documenta, por ejemplo, la galería de académicos ilustres del Paraninfo de la Universidad, donde solo aparece un nombre de mujer: la filósofa del siglo xvii Juliana Morell. Pero bajo la superficie se descubre que las mujeres han plasmado la vida científica y técnica de la ciudad de muchos modos.

Foto: Arianna Giménez

A partir de los años setenta, los cines históricos –esos de barrio, y otros del centro, más encopetados, dedicados a los estrenos– se verían repetidamente enfrentados al reto de la supervivencia. A lo largo de esta lucha, y más allá de la avasalladora comercialidad que todo lo invade, se han creado unos circuitos alternativos que han facilitado nuevas experiencias cinéfilas y el mantenimiento de lo mejor de las tradicionales.

Foto: Albert Armengol

El segundo debate del ciclo organizado por Barcelona en Comú con el título genérico de “Derecho y defensa de lo común” reunió en el mes de noviembre a la aclamada activista Naomi Klein, autora de la tesis-denuncia sobre la “doctrina del shock”, y a la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau.

Periodisme gris. Jaume Fabre

Periodismo gris

Jordi Amat

Fabre es uno de los periodistas que mejor conocen su ciudad. Su tesis doctoral sobre la Barcelona de 1939 es espléndida y desempeñó un papel determinante en la salvaguarda de la memoria de su gremio. Su nuevo libro, que elude condenas morales, vuelve al mundo periodístico de la posguerra.

Taxi, Carlos Zanón

() Harry Crews deia que en literatura el talent no va pas malament, però que el que importa és el coratge. A Zanón n’hi sobra. Parla de pares i fills i àvies, d’Horta i el Guinardó, de la burgesia o de “la parte baja de la clase media”. Així que clava l’aixada a la seva zona i el seu llinatge, el seu talent brolla com un guèiser.