Pequeña pieza para un desamor se sitúa equidistante entre la pieza de concierto, la obra teatral y el relato literario y está inspirada en la obra “Los privilegios de la edad” de Manolo Vázquez Montalbán, que plantea una situación curiosa: un hombre se aísla en el sobreático de su casa construyendo un muro en el acceso al mismo. A partir de este momento su único contacto con el exterior son los faxes que se intercambia con su esposa. En ellos descubriremos la verdadera naturaleza de su relación y hasta dónde les lleva el desamor. La pieza propone una lectura dual. Del amor al desamor y viceversa. Del sexo compartido a la soledad, y viceversa...Las obras que se interpretan “relatan” los estados de ánimo e inciden sobre las conductas de los protagonistas. Las imágenes de Joan Bofill Amargós apoyan esta visión ambigüa. Eróticas y a la vez escenográficas. Los primeros planos anatómicos, a partir de fotografías de May Zircus, interrogan sobre la esencia de los personajes y enfatizan sus estados anímicos. El final de la obra, con una pieza de Carles Santos, celebra el amor. Pero no es el final del argumento. Porque bien podría ser su principio.

Data de publicació: Dijous, 16 Novembre 2017
  • Comparteix