Llega Normag, el primer gigante con discapacidad intelectual

Cataluña es un país de gigantes y casi cada municipio cuenta con una pareja de representantes que los vecinos hacen bailar por la fiesta mayor. Solo en Barcelona se contabilizan más de cuatrocientos, desde los que tienen más de cuatro siglos de historia hasta los más nuevos, que pertenecen a escuelas, asociaciones vecinales e, incluso, a empresas y comercios. Pero entre todos ellos, no hay ninguno que tenga discapacidad intelectual.

Ahora la asociación Aspasim está decidida a crear al primer gigante con discapacidad intelectual. La fundación, con una reconocida trayectoria, hace ochenta años que se dedica a cuidar de personas con discapacidades graves y, con motivo del aniversario, se prepara para hacerse visible en las fiestas más tradicionales de la ciudad.

El gigante estará adaptado para que lo puedan portar personas con discapacidades intelectuales y físicas, promoviendo así la creación de una colla gegantera inclusiva en el barrio de Sarrià. Para conseguir este hito, la asociación ha empezado un micromecenazgo mediante la plataforma Verkami. Las aportaciones van de los 10 € a los 500 € y se pueden hacer en la web http://vkm.is/normag.

La finalidad es conseguir 15.000 € antes del 30 de julio y, de momento, ya llevan la mitad, gracias a la colaboración de más de cien mecenas. Las aportaciones tendrán recompensas, algunas de las cuales han sido elaboradas por personas con discapacidad que participan en los talleres de Aspasim, como un llavero “hecho con mucho amor”.

La presentación del gigante servirá como pórtico de las fiestas de La Mercè, la fiesta mayor de la ciudad. Será el domingo 15 de setiembre en el Patio Manning de la Casa de Caritat, durante la inauguración de la Muestra de Gigantes, y para la ocasión estará acompañado de todos los gigantes barceloneses.

Normag no será el primer gigante de la ciudad adaptado para ser llevado por personas con movilidad reducida, porque en la ciudad ya hay una figura de estas características: el Ocellaire de L’Eixample. Sin embargo, este gigante originariamente fue pensado para ser llevado de la manera tradicional y no fue hasta al cabo de unos años cuando se adaptó para que pudiera ser bailado con silla de ruedas o sin ella.

En el ámbito catalán, los últimos años han ido proliferando varias figuras que pueden ser llevadas de una manera inclusiva, como Martí, de Premià de Mar (que se ha dejado ver en alguna Cabalgata de La Mercè de los últimos años); Trencapins, de Castellcir; Barrigota, de la escuela de educación especial Can Barriga de Badalona; y Frida Kahlo, de Tarragona. Incluso, aprovechando la figura del Ocellaire como anfitrión, la agrupación Arreplegagegants ha organizado algún encuentro temático de gigantes adaptados en la Fiesta Mayor del Fort Pienc.

La escultora que materializará la figura es la villafranquina Dolors Sans, quien ya ha creado otras figuras adaptadas, como el Ocellaire de L’Eixample y Frida Kahlo, ya mencionados. En cuanto a la imaginería barcelonesa, es la artista responsable de Hydros, Nèbula y los Gigantes de la Trinitat Vella, el Gat Sírius del Poble-Sec, el Bretolàs de Sant Andreu, Gaudiamus del Coll y el Pork del Clot. También es la autora de la réplica del Drac de Ciutat Vella, del Drac de Sarrià, del Drac de Gràcia y de los Gegantons de la Fiesta Mayor de Gràcia.