Presentación

Barceloneses y barcelonesas, ¡bienvenidos a La Mercè!

A las puertas del otoño, los vecinos y vecinas tomamos las calles y las plazas. Son los primeros días de un nuevo curso que nos trae deseos y anhelos, que deja atrás el calor y la calma del verano. La Mercè, como un silbido, nos despierta para disfrutar y ocupar la ciudad. 

Este año haremos posible la fiesta, de nuevo, gracias a la participación ciudadana. En estos días, paseando por una Barcelona adornada, evocamos todas las fiestas que hemos vivido en ella, y miramos con aprecio y orgullo esta ciudad que, entre todos y todas, hemos construido, y que seguiremos construyendo. Barcelona está de fiesta y todo el mundo está invitado a colaborar con su granito de arena, tanto aquellas personas que organizan actividades como aquellas otras que las disfrutan con la familia o los amigos. Da igual si somos pequeños o mayores, este es el mejor ejemplo de una fiesta colectiva. 

La Mercè es esa chica risueña que, gracias al ilustrador Miguel Gallardo, este año nos acompaña en todos los carteles y sueña con el correfoc, los conciertos, los pasacalles y la fiesta en la calle y en los nuevos espacios, como Fabra i Coats o el parque de la Trinitat, que expanden a otros barrios la música y la alegría. 

Este año, París será la ciudad hermana invitada a celebrar la fiesta con nosotros. Barcelona y París han sido, a lo largo del tiempo, pioneras en la vanguardia cultural y ciudadana. La creatividad de ambas ciudades se dará la mano estos días. Es un placer que esta capital de Europa traiga a Barcelona el talento que, durante muchos años, ha convertido a París en punto de referencia para artistas de todo el mundo. 

Disfrutemos, bailemos, ocupemos las calles, siempre sin perder de vista la consideración por los demás, el descanso vecinal y el respeto a vivir y a moverse en libertad, sin agresiones machistas ni discriminaciones hacia ningún colectivo. Que La Mercè sea la fiesta de la ciudad que queremos, una ciudad alegre y al mismo tiempo responsable, una ciudad amable y que cuida de todo el mundo, una ciudad refugio tanto para aquellas personas que viven en ella desde hace tiempo como para aquellas otras que acaban de llegar. Que esta sea la fiesta de toda Barcelona, orgullosa de su diversidad y abierta al mundo.

¡Feliz Fiesta Mayor!

 

Ada Colau

Alcaldesa de Barcelona