Barcelona Cultura
  • strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/modules/book/book.module on line 559.
  • strict warning: Only variables should be passed by reference in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/modules/book/book.module on line 559.
  • strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/views.module on line 1113.
  • strict warning: Redefining already defined constructor for class gmaps_content_address_fast_filter_helper in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/gmaps/modules/gmaps_content/includes/gmaps_content.views.inc on line 164.
  • strict warning: Declaration of views_handler_field::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_field.inc on line 1141.
  • strict warning: Declaration of content_handler_field::element_type() should be compatible with views_handler_field::element_type($none_supported = false, $default_empty = false, $inline = false) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/cck/includes/views/handlers/content_handler_field.inc on line 228.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 165.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 165.
  • strict warning: Declaration of views_handler_sort::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_sort.inc on line 165.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 576.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 576.
  • strict warning: Declaration of views_handler_relationship::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_relationship.inc on line 145.
  • strict warning: Declaration of views_handler_area::query() should be compatible with views_handler::query($group_by = false) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_area.inc on line 81.
  • strict warning: Declaration of views_handler_area_text::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /var/www/apps/app0214/www/grec/arxiugrec/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_area_text.inc on line 121.

25 años de Festival: 1976 -2001, Carlos González

La creación de un Festival

Barcelona celebró en el año 2001 el vigésimo quinto aniversario del festival de verano, el Grec. El 1 de julio de 1976 el Teatre Grec de Montjuïc acogía el primer festival Temporada, lo llamaron entonces celebrado en democracia, una fiesta escénica que tomaba el nombre del teatro inaugurado con motivo de la Exposición Internacional de 1929. Aquel Teatre Grec tenía un pasado marcado por las escasas representaciones (unos 160 montajes hasta 1975), el olvido de años sin funciones (veintiuno), la indiferencia municipal y los oficialistas Festivales de España. La titularidad municipal de aquel espacio disponía que el encargado de decidir las programaciones fuera el Ayuntamiento. Así, durante muchos años, las temporadas teatrales se adjudicaban por concurso público: programaba quien conseguía tener el mejor cartel con menos costes.

Unas semanas antes de que el Grec 76 alzase el telón, pocos podían imaginar que aquel festival acabaría celebrándose. La escasez de tiempo menos de cinco semanas para confeccionar el programa era la razón de ello. En febrero de 1975 la profesión teatral es irónico hablar de profesión con el paro que había en aquellos años fue a la huelga. Al margen de la situación de penuria que vivía el colectivo teatral catalán, existía un sentimiento de solidaridad con los compañeros de Madrid, también en huelga.Al final de año, además, el Teatro Nacional de Barcelona cerró sus puertas después de una lenta agonía. Se extendió entonces la idea de que el teatro debía comenzar a entenderse como un servicio público. Todo este capital el desencanto, la reivindicación sirvió a la profesión para redactar un documento, un texto que muchos consideran el primer intento de poner orden en la vida escénica del país y de planificar su futuro

 Y si hablamos de profesión, hemos de hablar de la Asamblea de Actores y Directores. Nacida bajo el signo de la politización y de la unidad ideológica y corporativa, la Asamblea, que agrupaba a los profesionales del mundo del teatro, nació en la primavera de 1976. Una de sus prioridades era intentar poner fin a la colonización teatral de la cartelera barcelonesa, programada y gestionada desde Madrid, por donde se paseaban compañías españolas con montajes insípidos que dejaban las salas vacías de público. En la Barcelona de los años setenta convivían dos maneras de hacer teatro: el comercial y el que, después de denominarse teatro de cámara, se ha conocido como teatro independiente. Es en este en el que militaba la mayoría de la profesión. Un teatro joven, entusiasta, valiente, rebelde; hecho con sacrificios y sesiones únicas. El programa fundacional de la Asamblea se recicló en la letra de unos Segadors muy teatrales: «Barcelona, ciutat gran / massa temps sense teatre / Per tenir-lo en llibertat / la professió vol combatre: / un cop de mà, un cop de mà, ciutadans democràtics… / El teatre que farem / va a favor de qui no mana / Cal que sigui popular / la cultura popular / No serà un teatre per rics / ni per quatre catedràtics / Serà un teatre sempre obert / als ciutadans democràtics» (Barcelona, ciudad grande / demasiado tiempo sin teatro / Para tenerlo en libertad / la profesión quiere combatir: / una ayuda, una ayuda, ciudadanos democráticos... / El teatro que haremos / va a favor de quien no manda / Tiene que ser popular / la cultura popular / No será un teatro para ricos / ni para cuatro catedráticos / Será un teatro siempre abierto / a los ciudadanos democráticos).

Aquellos días, el señor Esteve tuvo que compartir protagonismo en el mundo de las siempre ocurrentes aleluyas. Corría por los teatros de Barcelona L’auca dels actors parats o la cançó de l’enfadós. Dos actores, nacidos del trazo preciso de Perich y escondidos tras unas caretas, se dirigían a los ciudadanos. El texto, escrito por la misma Asamblea, formaba parte de una campaña de agitación ciudadana. Los actores querían que todo el mundo conociera cuál era su situación, y querían hacerlo en clave de humor: «Sobre nuestra situación, queremos llamar la atención. La Administración central ha cerrado el Nacional. De Madrid los empresarios nos birlan los escenarios. Y el buen burgués catalán prefiere especular. Los actores más honrados saben que han de luchar unidos. La profesión más activa prepara una alternativa. Y dado que quieren trabajar, la herramienta se les ha de dar. Un teatro municipal propio de la Ciudad Condal. Que los actores que tienen gracia apoyan la democracia. Incluso en el Sindicato nos hemos salido con la nuestra. Bien cogidos por las manos queremos salir triunfantes. He aquí la profesión, pidiendo vuestra adhesión».

Aquellos fueron días de trabajo, de mucho trabajo. La Asamblea preparaba su documento reivindicativo, un texto considerado por muchos el primer documento de política teatral, no solo en Cataluña, sino en toda España. En los papeles se solicitaba la creación de un Teatro Municipal de Barcelona, de un Teatro de Cataluña y la promulgación de una ley del teatro «adecuada a las necesidades actuales». Y una de estas necesidades era intentar poner fin al paro. La redacción de este documento fue una más de las acciones teóricas protagonizadas por los actores desde 1974. Con la llegada de la democracia, esta teoría empezó a ponerse en práctica. Y la práctica, entonces, pasaba por potenciar en Barcelona una temporada popular de teatro de verano.

Es así como, después de ponerlo en común, la Asamblea decidió hacerse cargo de la temporada del Teatre Grec, el que ha pasado a la historia como el primer festival de verano celebrado después de la muerte de Franco. La votación fue de 150 votos a favor, 45 en contra y 16 abstenciones. A pesar de que era un sector marcado por el individualismo, la profesión se hizo cargo del Grec de una manera autogestionaria. La justicia distributiva, el espíritu progresista y contestatario y la autogestión presidieron el festival. Era la primera vez y de momento, la última que los actores se hacían cargo de la organización del festival, aunque bien mirado, ya había habido un precedente muy lejano de este tipo de iniciativa autogestionaria, como señala Xavier Fàbregas en la introducción de Grec 76: al servei del poble (Editorial Avance), de Antoni Bartomeus. Recuerda Fàbregas: «En 1911 el Sindicato de Autores Dramáticos Catalanes dio a Barcelona dos temporadas que todavía hoy se destacan por su interés y vivacidad». Dos temporadas celebradas en el desaparecido Teatro Eldorado (plaza de Catalunya / Vergara).

La Comisión Gestora y Ejecutiva del Grec 76 estuvo integrada por Mario Gas, Jaume Nadal, Josep Maria Loperena, Josep Torrens, Ricard Salvat y Carlos Lucena. Una comisión que quiso dejar por escrito el significado de esta aventura: «Este año, la Asamblea de Actores y Directores de Barcelona se ha hecho cargo de la organización de la temporada del Teatre Grec. Dentro del panorama de nuestro teatro, la realización simultánea de estos espectáculos es, como ya sabéis, un hecho realmente insólito que solo puede explicarse a partir de la movilización de la profesión teatral barcelonesa por un teatro estable al servicio de la población de los Países Catalanes. [...] Así pues, esta campaña adquiere un significado que sobrepasa los límites de una simple extensión y se inscribe de lleno en los esfuerzos de la Asamblea de Actores y Directores por una renovación de nuestro teatro, lo que exige imprescindiblemente la participación de todos los estamentos de nuestra sociedad, dispuestos a colaborar en el restablecimiento de nuestra cultura».