Sostenibilidad

  • Font Màgica
  • Font Màgica
  • Font Màgica
  • Font Màgica
  • Font Màgica

Una fuente sostenible

​Desde el año 2010, la Fuente Mágica utiliza agua freática para su funcionamiento, en el marco del compromiso de Barcelona con valores sostenibilistas. Un compromiso que se ha traducido en el impulso de numerosas medidas para reducir el consumo de agua, especialmente significativas en el sector de los equipamientos y los servicios municipales.

En los últimos años, se ha sustituido la iluminación clásica por la tecnología de tipo LED por su bajo consumo y la posibilidad de iluminar en color. Además, desde el 2010, la Fuente Mágica utiliza agua freática para funcionar.

Uso de aguas freáticas

En el ámbito biogeográfico mediterráneo, los recursos hídricos son un bien muy preciado por la irregularidad de las lluvias y la manifestación periódica de épocas de sequía. Por este motivo, hay que aplicar políticas y estrategias de planificación y gestión que, de acuerdo con los principios de la cultura de la sostenibilidad, favorezcan el ahorro, el uso responsable del agua y el aprovechamiento de todos los recursos disponibles (aguas freáticas, agua regenerada, aguas pluviales y agua del mar).

Con motivo del compromiso de Barcelona con estos valores sostenibilistas y a raíz del compromiso por el clima, desde el Ayuntamiento se han elaborado varios planes técnicos para la mejora de la gestión del agua en la ciudad, como el Plan de Aprovechamiento de Recursos Hídricos Alternativos (PLARHAB 2013), que tiene como objetivo reducir el consumo de agua potable de los servicios municipales, identificar los recursos hídricos existentes, analizar qué usos y necesidades se pueden satisfacer de acuerdo con sus características, dimensionar la demanda potencial y establecer qué infraestructuras se requieren para su aprovechamiento.

En el marco de este plan, desde el Ayuntamiento de Barcelona también se han impulsado numerosas medidas para reducir el consumo de agua; actuaciones que han sido especialmente significativas en el sector de los equipamientos y servicios municipales, principalmente en las fuentes ornamentales de la ciudad.

Con este objetivo, desde el año 2010 la Fuente Mágica utiliza agua freática para su funcionamiento. En este sentido, se llena la fuente con agua proveniente de diferentes pozos de captación que, aparte de llenar la fuente, dan servicio a casi toda la montaña de Montjuïc, y permiten llenar otras fuentes y estanques, así como limpiar calles y regar diversas zonas verdes.

Cada año se hacen uno o dos vaciados para limpiar la fuente, y semanalmente se realizan pequeños llenados para que la fuente luzca mágica durante los espectáculos.

Eficiencia energética

El Ayuntamiento de Barcelona quiere contribuir a la lucha contra el cambio climático mejorando la eficiencia energética de sus instalaciones. En el ámbito del eje Maria Cristina, se está procediendo a la sustitución de la iluminación clásica con incandescencia o halógenos por la tecnología tipo LED, principalmente por su bajo consumo y la posibilidad de iluminar en color. También se incorporan equipos para el control de consumos que permiten un gran ahorro económico y energético.

Entre el 2014 y el 2016, cada año se ha hecho el cambio de alumbrado de una cascada, primero la cascada 4, después la cascada 2 y finalmente la cascada 1.

En el 2016 también se han sustituido los proyectores de luz por otros de consumo más bajo, con el ahorro de más del 50 % en la potencia instalada.

Una fuente sostenible

​Desde el año 2010, la Fuente Mágica utiliza agua freática para su funcionamiento, en el marco del compromiso de Barcelona con valores sostenibilistas. Un compromiso que se ha traducido en el impulso de numerosas medidas para reducir el consumo de agua, especialmente significativas en el sector de los equipamientos y los servicios municipales.

Comparte este contenido