Barcelona Cultura

“ANEBODA the show nace porque sufríamos la crisis de los 30"

Teatro
30/04/2017
Entrevista con Ireneu Tranis, uno de los tres actores de la compañía Patricia Palomares, que se presenta en el circuito del Barcelona Districte Cultural

Querían hablar de la intensidad, porque este es el reto que la artista de origen mexicano Patricia Palomares les propuso; y decidieron hacerlo desde una actividad que no tiene nada de intensa: montar un armario de Ikea, "y no uno cualquiera, el más barato", explica Ireneu Tranis, uno de los tres actores que presentará, en el marco del circuito del Barcelona Districte Cultural, el espectáculo ANEBODA the show. Y cómo que fue Patricia quién reunió a los actores y a quién sería su director, Joan Yago, como que ella tuvo la idea, la compañía lleva su nombre.

"Nuestra generación, aunque quizás también le había sucedido a otras antes, siempre quiere que le pasen cosas extraordinarias: por ejemplo, cuando escalamos una montaña, nos gusta pensar que hemos coronado el Everest... Pero la vida real no es así", explica Ireneu Tranis, quien admite que ANEBODA the show es tal como es "porque, seguramente, responde a que sufríamos la crisis de los 30". "Vivimos en una sociedad del espectáculo y todos queremos ser estrellas del rock. Nos han educado pensando que todo es posible, que conseguiremos todo aquello que nos propongamos. Pero no es cierto. Y, poco a poco, uno se da cuenta", explica Ireneu Tranis, quien recuerda que fue de esta reflexión que nació el espectáculo. "Ahora, cuando ya han pasado un par de años desde que lo pensamos, a veces, ya nos sentimos mayores para representarlo", admite.

Pero si ANEBODA habla de la intensidad, lo hace también de una manera muy intensa que acaba siempre provocando una sonrisa en el espectador. "Más que desde el sentido del humor, hacemos la obra desde el sentido del patetismo... de pensar cuán patéticas pueden llegar a ser nuestras vidas", añade el actor, que refuerza sus palabras con una de las réplicas del montaje: "No basta con la felicidad. Exigimos la euforia".

En ANEBODA, los tres actores -Albert Pérez y Nicolás Carbajal se añaden a Ireneu- hacen de ellos mismos. Y el espacio donde se supone que transcurre la acción es el mismo donde de verdad está sucediendo, ya sea el Centre Cívic Joan Oliver 'Pere Quart', el Centre Cívio Urgell o la ciudad de Santander. En  ANEBODA, Ireneu, Albert y Nicolás, cada noche, piden una pizza y un repartidor de pizzas (uno de verdad) se la trae. En ANEBODA, hablan de películas y de la vida..., de ol que hablarían tres amigos mientras hacen un trabajo aburrido. Y todas estas situaciones, estas charlas, estas acciones que tienen lugar en el escenario, surgieron durante el trabajo de improvisaciones que hicieron los tres actores y al que Joan Yago confirió una dramaturgia que, después, plasmó en un texto; también fue él (habitual de La Calórica) quién dirigió la puesta en escena.

O sea que, ya sabéis: ¡Si tenéis algún armario para montar, los chicos de Patricia Palomares os esperan!

Una música que hace Historia

14/12/2017

Un breve concierto de la Orquestra Africana de Barcelonaintroduce la proyección de 'Fonko' en el Albadera

Unos 'Amors d'estiu' que empiezan en invierno

12/12/2017

Los lieder de Schubert se combinan con música pop en el concierto de Judit Neddermann i el Quartet Brossa

Música