Recuerdos de un salvamento

Foto: Estorch / AFB

Retrato de Duran i Sanpere en el patio de la Casa de l’Ardiaca, en 1935.
Foto: Estorch / AFB

Duran i Sanpere dejó un testimonio escrito del operativo, cuya lectura permite captar las enormes dimensiones de su trabajo.

Agustí Duran i Sanpere recogió en un dietario la actividad que desarrolló la Sección de Archivos durante la Guerra Civil para salvar los fondos documentales. El dietario está incompleto y abarca desde el 31 julio de 1936 hasta el 28 de mayo de 1938. Refleja las acciones diarias de los diferentes miembros de la Sección, los viajes de recogida de documentación, los traslados, las labores de inventario, las visitas; en resumen, una actividad frenética documentada con mucho detalle. Es un testimonio escrito imprescindible para captar la dimensión del operativo de salvamento. Presentamos una pequeña muestra.

El dietario se inicia el 31 de julio de 1936. Al inicio de la Guerra Civil, la quema de monumentos religiosos y sus archivos fue un hecho corriente:

  • “El Sr. Bernardí Martorell trae cinco pergaminos quemados y uno sin quemar, procedentes de Santa María del Mar.” (31/7/1936)

La recogida de documentos era constante y, siempre que él intervenía, lo anotaba:

  • “Recogidos 19 paquetes de documentos y libros de Santa María del Mar. Un camión del Servicio de Museos: Arques, Amat, Cayo, Ismael y Manuel Estrems, Dalmau, Benavent y Cluselles, B. Martorell.” (1/8/1936)

Para evitar posibles ataques a edificios de la Iglesia, se instalaban rótulos con la nueva función que ejercía el inmueble a partir de ese momento:

  • “Colocación en el Palacio Episcopal de un cartel con la inscripción Archivo General de Cataluña.” (4/8/1936)
Foto: Arxiu Nacional de Catalunya

Portada y una de las páginas de el diario de Duran i Sanpere, que se conserva en el Archivo Nacional de Cataluña.
Foto: Arxiu Nacional de Catalunya

Durante la recogida del Archivo de San Juan de Jerusalén, situado en un convento de monjas del barrio de Sant Gervasi que se había incautado y destinado a hospital para milicianos, miembros de la FAI detuvieron a Duran cuestionando su propósito y con la amenaza de fusilarlo. Finalmente pudo huir, pero sin el archivo. En mayo de 1937 consiguió recuperarlo de manos de unos milicianos, a quienes pagó el doble del dinero que les ofrecía un trapero para hacerse cargo del archivo y triturarlo como papel viejo. En este fragmento del dietario, Duran solo anotó con discreción, como vemos, “resultado negativo”.

  • “Visita al Archivo de San Juan de Jerusalén. Dos camiones alquilados (resultado negativo) Bas, Rius, Buch, Gómez, hermanos Estrems, Dalmau y Amat.” (6/8/1936)

La casa de los números 2 y 4 de la calle Palma de Sant Just, antigua Casa del Retir i de l’Esperança, sirvió para reunir los archivos, clasificarlos, limpiarlos y ordenarlos y aplanar pergaminos. En el convento, que había sido saqueado, también se puso un rótulo para evitar malentendidos.

  • “Traslado del Archivo de la Catedral a la Esperança. Un camión alquilado.” (9/9/1936)
  • “El pintor Agustí Grau recoge el panel para pintar un rótulo para la Casa de la Esperança.” (16/9/1936)

En el dietario dejó constancia de las labores de preparación para el traslado de parte de los documentos del Archivo de la Corona de Aragón a Viladrau:

  • “Acaban en el Archivo de los Antiguos Estados de Cataluña y Aragón las labores de protección de los primeros núcleos de documentación: Arques, Riquer y Buyreu.” (4/12/1936)

También ponía de manifiesto que llegaban las cajas especiales para el traslado:

  • “Entrada de las cajas de la Casa Pou i Ripoll, especiales para trasladar documentación.” (8/12/1936)

Anotó el inicio del traslado a Viladrau:

  • “En el Archivo de los Antiguos Estados de Cataluña y Aragón: cargar dos camiones con documentación para trasladarla a Viladrau. Gómez, Riquer y Buyreu. Duran y Arques se van a Viladrau. Se van los camiones con la documentación a Viladrau. Riquer y Gómez.” (18/12/1936)

Las labores de organización de archivos y los viajes también son una constante:

  • “Riquer y Buyreu a la Esperança, ordenación del Archivo del Pi.” (Del 15 al 19/6/1937)
  • “Viladrau: los pergaminos aplanados son 11.821.” (17/7/1937)
  • “Viaje a Hostalric. Convenio con el Ayuntamiento para sacar el Archivo del Hospital de la Casa Medinaceli.” (7/8/1937)

Duran da testimonio de los bombardeos que motivaron, avanzado 1938, que se destinara el monasterio de Pedralbes a acoger el Archivo Histórico General de Cataluña:

  • “Bombardeo en la vecindad de la plaza Nova.” (30/1/1938)
  • “Sigue el bombardeo. Refugio de cuadros y fotografías, cristales en la torre de la plaza Nova.” (18/3/1938)

El dietario tiene un final repentino el 28 de mayo de 1938, con la “Visita al Consejero de Justicia sobre archivos notariales”. ¿Cuáles podrían ser las causas? Si se interrumpió efectivamente en la última fecha citada, las razones podrían ser los obstáculos crecientes puestos por el Gobierno de la República a la tarea gubernamental de la Generalitat, una escasez de abastecimientos cada vez más aguda (alimentos, papel…), los bombardeos, el empeoramiento general de la situación por la evolución de la guerra… Sin embargo, las tareas de salvamento continuaron activamente hasta el final del conflicto armado.

Jaume Enric Zamora i Escala

Jefe de la Unidad de la Red de Archivos Municipales. Oficina de Patrimonio Cultural de la Diputación de Barcelona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>