Foto: Arianna Giménez

Justicia de género

Barcelona Metròpolis

El Plan por la Justicia de Género (2016-2020), impulsado desde la Concejalía de Ciclo de Vida, Feminismos y LGTBI, marca el camino para construir una ciudad en que las mujeres tengan voz y capacidad de decisión; en que las tareas domésticas y de cuidados estén distribuidas de manera más justa; en que la pobreza y la precariedad, que tienen rostro de mujer, vayan desapareciendo; una ciudad, también, donde ninguna mujer tenga miedo al volver a casa sola de noche.

Simona Levi. Foto: Pere Virgili

La tecnología digital ha modificado la sociedad, pero todavía queda mucho por hacer. Simona Levi, desde el grupo de activistas Xnet, trabaja por la mejora de la democracia en la era digital y por hacer que valores como la transparencia o la participación sean una realidad y no palabras discursivas vacías de contenido.

Fotograma de la pel•lícula Jeanne Dielman, 23, quai du Commerce, 1080 Bruxelles, de Chantal Akerman (1975).

Sinfonía para una ciudad feminista

Esther Fernández Cifuentes

La nueva visibilidad de la mujer y de sus reivindicaciones buscará perpetuarse también a través del cine, que reflejará las acciones políticas de los colectivos feministas de la segunda ola, y del que se hará un uso propagandístico para impulsar la toma de conciencia.

Foto: Arianna Giménez

Un futuro diferente es posible

Zaida Muxí Martínez

Los cambios de los que surgirán las nuevas ciudades serán feministas porque estarán basados en la vida y no en la producción; en los cuidados y no en la depredación; en la colaboración y el mutuo apoyo y no en la competencia, valores todos defendidos por los feminismos.

Retrat de Bertrana al seu retorn de la Polinèsia, els primers anys trenta.

Los años republicanos fueron la época dorada de Aurora Bertrana, tanto desde el punto de vista de la creación literaria como por su actividad pública.

Foto: Ray Molinari

No se sienten interpelados cuando se les habla de los cambios profundos que ha sufrido la industria musical en los últimos veinte años. Nacidos en la década de los ochenta, a Pau Vallvé, Clara Peya y Maria Arnal nada les vincula ya a aquel viejo mundo.

Foto: César Cid / Jiwar

Desde hace cinco años, artistas de culturas muy diversas han pasado por la Associació Jiwar –el término jiwar significa “vecindades” en árabe. Es el motor de un proyecto que reivindica la creación artística como herramienta de transformación y reflexión sobre la ciudad.

Foto: Vicente Zambrano

Desde la aparición de los primeros grafitis a mediados del decenio de los años ochenta, Barcelona ha vivido una relación bastante tempestuosa con estas nuevas manifestaciones artísticas dentro de su espacio público. Tres son los protagonistas principales de esta historia: los artistas, las instituciones públicas y la ciudadanía. En las páginas que siguen analizaremos cómo han evolucionado sus relaciones a lo largo de estas tres décadas.

Foto: Vicente Zambrano

Una galería internacional al aire libre

Arantxa Berganzo i Ràfols

El legado de los artistas barceloneses, algunos de los cuales han conseguido una gran proyección, se ve enriquecido con contribuciones de primeras figuras mundiales.

Il·lustració: Patossa

Existe una contaminación más sutil e invisible que la del aire y el agua: la que se encuentra dentro del propio cuerpo humano. Los disruptores endocrinos, sustancias contenidas en la comida, en los objetos del hogar y de oficina, en los productos de limpieza y cosméticos, etcétera, se acumulan en el organismo. La evidencia científica es clara, pero la mayoría de los gobiernos miran hacia otro lado. La Comisión Europea misma se ha saltado todos los plazos para poner límites a los disruptores.

Foto: Albert Armengol

Mariana Mazzucato, profesora de Economía de la Innovación en Londres, se ha hecho un lugar destacado en el mundo académico deshaciendo los grandes mitos ideológicos del emprendimiento privado. En abril expuso sus tesis en el CCCB.