La nueva exposición del Archivo Histórico hace un repaso testimonial del asedio en la ciudad de Barcelona

Després d’Utrecht. Una Barcelona sentenciada, 1713-1714 se expondrá hasta el 30 de abril de 2014

La muestra se compone de 30 piezas en forma de documentos, libros y grabados de la época repartidas en 6 vitrinas que recogen más de 400 días de asedio. Cada una representa un momento del proceso que vivió la ciudad de Barcelona entre 1713 y 1714.

La exposición es un pequeño fragmento de los catorce meses del asedio impuesto en la ciudad de Barcelona por las tropas borbónicas después de la firma de los Tratados de Utrecht en primavera de 1713, donde las grandes potencias no tuvieron en cuenta las antiguas libertades constitucionales de Cataluña y la dejaron en manos de la monarquía absoluta. Así pues, los testimonios escritos de la época nos permiten ver, desde diversos puntos de vista, cómo Cataluña se convirtió en el juguete de una lucha de poder entre las dos grandes potencias de la época, Inglaterra y Francia, y el espíritu de los catalanes que aguantaron más de un año de asedio por mantener los derechos y las libertades de Cataluña.

La exposición también quiere difundir el conocimiento de la librería del último embajador catalán en Londres, Pau Ignasi de Dalmases y Ros, que actualmente adorna la sala principal de la planta noble de la Casa del Arcediano, sede del Archivo Histórico.

Contiene piezas imprescindibles para el conocimiento del dramático episodio que separa las dos épocas: el Dietario del Consejo Municipal o las Deliberaciones del Brazo Real, entre otros. Dentro de los fondos bibliográficos y hemerogràfics del Archivo, tienen un interés particular las publicaciones locales del momento destinadas a mantener la moral de la población asediada y que, más allá de las lealtades dinásticas, reafirmaban el principio de la libertad constitucional, entre ellas Despertador de Cathaluña i Crisol de fidelidad. En el Archivo han confluido también documentos gráficos que plasman el asedio, a menudo narrado desde el punto de vista de los vencedores, como la serie de grabados franceses de Jacques Rigaud, y algún golpe como recordatorio y alegato en pro del heroísmo barcelonés, como la lámina Barcelona Magna Parens, ofrecida por los exiliados catalanes al emperador Carles.

Este célebre acontecimiento histórico es ilustrado con materiales procedentes de los fondos del Archivo Histórico de la Ciudad que permiten percibir el espíritu de los defensores de la causa catalana, tanto en el frente diplomático como en el bélico.

Después de Utrecht. Una Barcelona sentenciada, 1713-1714 se enmarca dentro del programa de actos del Tricentenario BCN y se podrá visitar hasta el 30 de abril de 2014.

Fecha de publicación: Viernes, 08 Noviembre 2013
  • Comparte
  • Deja tu comentario
  • Todos los comentarios

Send us a comment and share your experience of this event. If you have any other doubts or suggestions, you can click this link.

* El contingut d'aquest camp es manté privat i no es mostrarà públicament

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Comentaris

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para validar que usted es un visitante humano y para prevenir spam.