El Ayuntamiento adquiere un fragmento de carta portolana del siglo XIV

El documento, tesoro patrimonial del maestro cartógrafo Guillem Soler, es uno de los únicos diez ejemplares supervivientes en todo el mundo de la producción cartográfica catalana del siglo XIV

El Ayuntamiento de Barcelona ha adquirido un fragmento de carta portolana del siglo XIV. La carta, que formará parte del fondo del Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona, es un tesoro patrimonial de la cultura catalana que realizó el maestro cartógrafo Guillem Soler, documentado en activo en Mallorca entre el 1368 y el 1400. Durante el 2015, se podrá ver expuesto el fragmento junto con una reproducción a gran escala del propio documento producida gracias a la colaboración de Hewlett Packard.

El documento se ha presentado hoy en rueda de prensa y, según Jaume Ciurana, teniente de alcalde de Cultura, Conocimiento, Creatividad e Innovación, se trata de una presentación excepcional por su importancia histórica y patrimonial que pone en valor la relevancia que Catalunya tenía en el siglo XIV en rutas comerciales y náuticas. Así se continúa en la línea y en la voluntad del Ayuntamiento de adquirir siempre que se pueda piezas relevantes dentro de la cultura, el patrimonio y la historia de Catalunya y ofrecerlas al público.

Se trata, pues, de un material muy raro y poco asequible, ya que hasta ahora no se conservaba ni un solo testimonio de la cartografía catalana del siglo XIV ni en Catalunya ni en todo el resto de la Península Ibérica. Hasta ahora, la ciudad conservaba, gracias a la subscripción pública iniciada por el Institut d’Estudis Catalans, la que era la única carta náutica catalana medieval de la Península, la de Gabriel de Vallseca de 1439.

Las cartas portolanas son los primeros mapas verdaderamente realistas conocidos. Aparecieron ya entrado el siglo XIII, cuando el renacimiento del gran comercio marítimo mediterráneo capitaneado por los norteitalianos y los catalanes a lo largo del siglo anterior había permitido reunir una extensa cantidad de información geográfica sobre la cuenca mediterránea. La carta portolana, que se había concebido específicamente para facilitar la navegación, acabó revolucionando la manera de percibir y de gestionar el espacio geográfico de las sociedades medievales occidentales, bizantina e islámica. Estas cartas pocas veces han conseguido sobrevivir completas, y no muy a menudo de forma fragmentaria, cortadas y reaprovechadas como material de encuadernación de libros posterior, como en el caso del fragmento de carta que ha adquirido ahora el Ayuntamiento.

 

Fecha de publicación: Viernes, 05 Septiembre 2014
  • Comparte
  • Deja tu comentario
  • Todos los comentarios

Send us a comment and share your experience of this event. If you have any other doubts or suggestions, you can click this link.

* El contingut d'aquest camp es manté privat i no es mostrarà públicament

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Comentaris

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para validar que usted es un visitante humano y para prevenir spam.