Ambientada en la España de los años 30, la trama de la novela gira en torno a la fuerte amistad desde la infancia entre dos hombres, Ignacio y Carlos, compañeros de escuela, de juegos, de filas y de vida. Los dos protagonistas consiguen sobrevivir juntos a pruebas tan duras como la distancia o a la guerra y ambos llevan una vida que aparenta normalidad. Pero hay un secreto entre los dos amigos que nunca ha sido desvelado. El gran amor de Carlos desde los once o doce años ha sido Ignacio. Cuando por fin llega la democracia y se atreve a confesar sus sentimientos, su amistad tiene que pasar por uno de los grandes baches de la humanidad: la tolerancia y el respeto.

Se vierten reflexiones sociales y opiniones muy duras sobre el papel de los diferentes bandos en la Guerra Civil Española y también sobre el papel que desempeñó la iglesia durante el conflicto y en la post guerra. Unas vidas cualesquiera es la primera incursión en la novela del escritor Gabriel Ibáñez Martínez, natural de Torreagüera (Murcia). En 1998, con motivo de la conmemoración del centenario de la muerte de D. Antonio Gálvez Arce, "Hijo Predilecto de Murcia", publica su primer libro de investigación histórica, Torreagüera, torreagüereños que dejaron huella. Un riguroso trabajo de investigación en el que, no obstante, ya aparece la marca personal del autor, como bien dicen en un artículo de la revista Cangilón, Gabriel es un “amante de las cosas positivas”. Ya jubilado, publica su segundo libro, Poemario del blanco al negro, y en esta ocasión nos vuelve a deleitar con una obra que es sin duda un alegato en favor de la libertad, la amistad, el amor, y la solidaridad.

Data de publicació: Dimarts, 16 maig 2017
  • Comparteix