El centenario del Archivo Municipal Contemporáneo

14 septiembre, 2017 | Barceloneses, Insólito, Tu Ayuntamiento | Publica un comentario

Aunque se puede decir que los orígenes del Archivo Municipal de Barcelona se remontan al momento de la creación del Gobierno municipal de la ciudad, en el siglo XIII, hay dos centros que este 2017 celebran su centenario: el Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona y el Archivo Municipal Contemporáneo. Ambos nacieron en 1917 con la ordenación que se llevó a cabo bajo la dirección del historiador Agustí Duran i Sanpere. Fue en ese momento que se decidió que los fondos documentales municipales se dividieran en dos partes, la histórica y la administrativa. Esta es la razón de la celebración del centenario de estos dos centros.

El actual Archivo Municipal Contemporáneo nació como Archivo Municipal Administrativo y permaneció, inicialmente, en la Casa de la Ciudad. En 1929 se trasladó a un edificio de la calle de la Ciutat, donde permaneció hasta 1946, cuando fue llevado a la calle de los Templers, 3-5. Este espacio es donde hoy se levanta el Edificio Novíssim del Ayuntamiento, y el archivo se tuvo que trasladar de nuevo, en 1961, a la actual sede de la calle del Bisbe Caçador, 4, a un edificio adosado a las murallas romanas, junto al Palau Requesens, sede de la Real Academia de Buenas Letras.

La división de los fondos que se decidió en 1917 comportó que la documentación anterior al primer tercio del siglo XIX pasara al Archivo Histórico, y que los documentos a partir de ese momento hasta la actualidad se conservaran en el Archivo Administrativo, el primer responsable fue Alfons Damians i Manté, que formaba parte de la plantilla municipal desde julio de 1890.

Entre los fondos que conserva el Archivo Contemporáneo está la documentación generada por el Ayuntamiento por los grandes acontecimientos que han marcado la historia de Barcelona desde finales del siglo XIX: la Exposición Universal de 1888, la Exposición Internacional de 1929, los Juegos Olímpicos de 1992 y el Fòrum 2004. Aunque estos han sido momentos cruciales en la historia de la ciudad, hay otros tipos de documentos que se conservan en el archivo y que son básicos para ver cómo ha crecido Barcelona, cómo ha evolucionado social y urbanísticamente. Son las actas del Pleno del Ayuntamiento o los planes urbanísticos que se han ido aprobando, por ejemplo.

También hay documentos que pueden facilitar el ejercicio de sus derechos a la ciudadanía. Son las licencias de obras de particulares, o las de actividades comerciales o industriales. La directora del Archivo Municipal Contemporáneo, Montserrat Beltran, aconseja una visita al archivo antes de comprar un piso, por ejemplo, para conocer bien los antecedentes del piso o de la finca que se quiere comprar y evitarse sorpresas posteriores. De hecho, este tipo de consultas son las más habituales.

La sede del Archivo Contemporáneo está en la calle del Bisbe Caçador, pero ya hace años que se quedó pequeño por el gran volumen de documentación que se conserva en este y por eso existe el llamado Archivo Intermedio, ubicado en unas antiguas cocheras de tranvías, que en su momento fueron transformadas, en la calle de la Ciutat de Granada, en el Poblenou. Aquí hay una parte de la documentación permanente y también la documentación que llega y que está en proceso de evaluación.

Entre los trabajos del archivo está la conservación de los documentos que están depositados, lo que conlleva una serie de tareas, tales como los sistemas especiales de limpieza, para evitar todo tipo de infecciones y plagas que puedan afectar el papel; también el servicio de reproducción y restauración de documentos que se hayan podido dañar, la encuadernación de libros y legajos que se han tenido que desmontar para restaurarlos o para digitalizarlos; porque esta es una de las tareas que se realiza hoy, ir digitalizando los fondos, en función de las posibilidades materiales y económicas, para poderlos poner a disposición de todo el mundo en el catálogo en línea, que se puede consultar en la web del archivo. En el 2016, por ejemplo, se digitalizaron un total de 48.930 documentos.

El conjunto de los fondos que conserva el archivo son un patrimonio cultural de primer orden que hay que difundir, por ello organiza exposiciones temáticas en las que se muestran documentos de todo tipo. Estas exposiciones se pueden ver en el vestíbulo de la sede de la calle del Bisbe Caçador, y también los hay virtuales, que se pueden consultar a través de su página web.

Una de las actividades que se han organizado para la celebración del centenario del Archivo Municipal Contemporáneo es la edición de un libro en el que se explica su historia y el día a día actual. No es, sin embargo, un libro de historia. Es un libro de dibujos del dibujante Sagar Forniés, que, a través de las imágenes captadas por sus lápices, explica, muy visualmente, la trayectoria de este centro archivístico centenario y del trabajo que efectúan los profesionales que trabajan en este.

La previsión de futuro apunta a un nuevo traslado. El Ayuntamiento de Barcelona está habilitando la nave central del antiguo recinto industrial de Can Batlló para unificar, en un solo edificio, la actual red de archivos que hay distribuidos por la ciudad.

Este agosto del 2017, el personal del archivo también se ha hecho cargo, junto con el Museo de Historia de Barcelona (MUHBA), de recoger las muestras de condolencia que la ciudadanía depositó en la Rambla tras el atentado terrorista del día 17 de agosto, con el objetivo de poderlas documentar, organizar, clasificar y conservar, de acuerdo con el protocolo de patrimonialización que trabajan el Archivo Municipal y el MUHBA.

Pies de foto: Sala de consulta. | El edificio donde está la sede del Archivo Municipal Contemporáneo, visto desde la calle del Sots tinent Navarro. | Depósitos donde se conserva la documentación. | Sede del Archivo Intermedio, en la calle de la Ciutat de Granada. | Montaje de una exposición en el vestíbulo de la sede del archivo. | Biblioteca auxiliar. | Oficinas del archivo. | Sala de archivadores horizontales para planos y documentos muy grandes. | Todas las ilustraciones son de Sagar Forniés y han sido publicadas en el libro Barcelona Arxiu Municipal Contemporani. AMC 1917-2017.

Publica un comentario

Los campos necesarios están marcados *.

*