Mágicus, dos generaciones de magos en una tienda de Barcelona

7 julio, 2011 | Barceloneses | 1 Comentario

Carles Ferrandiz aprendió el oficio de la magia porque lo llevaba en la sangre. Lo aprendió de bien pequeño porque su padre era quien le transmitió la pasión por un arte que él, posteriormente, se ha encargado de convertir en el centro de su negocio. Fuimos a visitar la tienda Mágicus que regenta en la calle de Diputació, 274. Allí nos enseñó los objetos que venden al público y que en su mayoría son de fabricación propia en el taller que también visitamos, tal como podrás ver en el vídeo.

En el coche, de camino al taller, Carles nos fue explicando la historia de la tienda, y cómo su padre hizo de su afición una forma de negocio que él, posteriormente heredó y desarrolló hasta el punto de ser uno de los talleres más importantes de Europa. La historia la empieza su padre cuando se convierte en mago como oficio. Posteriormente conoce a su partenaire, que más tarde se acabaría convirtiendo en su mujer y con la cual, a partir de entonces actuarían juntos bajo la pareja de magos conocidos como Los Mágicus. Posteriormente, además, decidieron llamar así su tienda. Desde hace cuarenta años, desarrollan ideas de trucos de magia e ilusiones de gran formato. Trabajan por encargo de magos, ilusionistas, compañías de teatro e, incluso, marcas comerciales. Crean artículos a la carta, algunos de ellos exclusivos y que, según afirma Carles, son proyectos realizados bajo secreto de sumario ya que su ética profesional le impide suscitar el misterio que rodea el artículo.

Carles define su particular oficio como arte artesano y creativo, que mezcla elementos del pasado sin desvincularse con la más esmerada tecnología. Él es maestro industrial de formación, y estos conocimientos los ha aplicado a la magia, y en contacto con los magos codo con codo, escuchando sus peticiones, se pone a trabajar. Diseña un prototipo que después se materializa en el taller con el máximo cuidado posible. Se inspira en antiguos libros de magia, pero en sus artículos intervienen circuitos eléctricos, gadgets pirotécnicos y piezas propulsadas con energía neumática. Un arte curioso y cuando menos fantástico. Te invitamos a entrar en el taller de las ilusiones del negocio familiar dedicado a la magia más antiguo de Barcelona.

Nos gustaría que nos siguieras recomendando comercios de barrio curiosos, insólitos, antiguos o que creas que merecen ser objeto de reportaje como el que te ofrecemos a continuación. Solo queríamos recordar que este negocio en concreto nos lo recomendó Montserrat Caparrós en esta llamada que hicimos desde Facebook.

Comentarios

  1. Magicus es una de las tiendas de magia más reconocidas a nivel nacional. Mucha variedad de productos y mucha calidad.

Publica un comentario

Los campos necesarios están marcados *.

*