L’ou com balla

21 junio, 2011 | Actualidad

L’ou com balla (el huevo como baila) es una tradición de origen barcelonés de la que se puede disfrutar durante la víspera del Corpus Christi, una celebración de la Iglesia católica que se celebra sesenta días después del Domingo de Resurrección y que tiene el origen en un milagro del siglo XIII. No se ha podido saber exactamente cómo nació la tradición de L’ou com balla, pero sí hay un cierto consenso en la idea de que ocurrió a lo largo del siglo XV.

Se trata de hacer bailar un huevo vacío encima de un manantial de agua de una fuente. Los alrededores de la fuente suelen estar adornados con flores, frutas y plantas abundantes, que además de decorar, evitan la posibilidad de que el huevo se caiga. Formalmente es una imagen que recuerda mucho a la eucaristía, pero también hay alusiones del huevo como símbolo de fertilidad, plenitud o buen augurio, que sugieren otras lecturas e interpretaciones.

La simplicidad y originalidad de esta costumbre, con el ritmo juguetón e incierto del agua, ha provocado que sea muy popular, de manera que lo que empezó en su momento en la ciudad de Barcelona se ha extendido rápidamente a lugares como, por ejemplo, a Tarragona o Sitges.

Este año, si te encuentras en Barcelona el día 23 de junio, lo podrás ver en la Catedral de Barcelona, en el Pueblo Español, en el Museo Frederic Marès, en la parroquia de Santa Anna, en la Casa de l’Ardiaca, en el Ateneu Barcelonès, en la parroquia de la Puríssima Concepció y en la Reial Acadèmia de Bones Lletres.

Autor imagen: Carquinyol.