Jue, 15/06/2017 - 10:03

Institut Barcelona Esports

El Estadio Olímpico Lluís Companys, 25 años después

Sedes. Hoy es sede del Open Camp, de grandes conciertos y de algunas actividades escolares. Hace 25 años, fue el epicentro de los Juegos y nos dejó imágenes para la memoria histórica de la ciudad.

Si Barcelona fue el centro del mundo durante los Juegos del ’92, el Estadio Olímpico fue el epicentro de los Juegos. Como es habitual durante unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos, el Estadio es el espacio más importante y donde se celebran las Ceremonias de Apertura y de Clausura, además de las pruebas de atletismo. Barcelona no sólo no fue una excepción, sino que dentro del Estadio Olímpico se vivieron momentos históricos que quedarán para siempre en la memoria histórica de Barcelona. Desde la flecha de Rebollo para encender al pebetero -que repitió en los Juegos Paralímpicos- o el saludo al mundo diciendo ‘HOLA’, hasta el final de fiesta de Los Manolos para cerrar los que serían, hasta entonces, los mejores Juegos Olímpicos de la Historia.

Después de 25 años, el Estadio Olímpico es sede de grandes conciertos, de actividades escolares y del Open Camp, el parque temático dedicado al deporte. Además, durante estos años, ha sido la sede del Campeonato del Mundo de Atletismo Junior en el 2012 y del Campeonato de Europa de Atletismo en el 2010. También, durante 12 años, de 1997 a 2009, fue el campo de fútbol del RCD Espanyol de Barcelona, y donde el equipo barcelonés jugaba los partidos de Liga como local.

Un Estadio con historia

El Estadio Olímpico, obra del arquitecto Pere Domènech i Roura, fue inaugurado el 20 de mayo de 1929 en el marco de la Exposición Internacional de Barcelona y estaba destinado a ser la sede de la Olimpiada Popular del 36, pero la situación política del momento lo impidió y quedó en desuso. Gracias a la candidatura de Barcelona como sede olímpica, el Estadio revivió gracias al equipo de arquitectos formado por Gregotti, Correa, Milán, Margarit y Buixadé. En el año 1985 se iniciaron las obras de remodelación total del Estadio dotándolo de equipamientos y servicios para recibir unos Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Todo el estadio fue remodelado exceptuando su fachada que conserva todavía su aspecto original, y se volvió a inaugurar en 1989.

Enlaces relacionados

Comparte este contenido