Jue, 01/06/2017 - 17:14

Institut Barcelona Esports

El Centro Municipal de Tenis Vall d'Hebron, 25 años después

Sedes. Justo después de ser sede de los Juegos de Barcelona '92, este equipamiento ya se puso a trabajar en favor del tenis en la ciudad, del cual es una referencia con 24 pistas y mucha actividad durante el año.

Una de las áreas de la ciudad que más se transformó de cara a los Juegos de Barcelona ’92 fue la Vall d’Hebron. Allí hay el Centro Municipal de Tenis Vall d’Hebron, una instalación que fue sede olímpica y paralímpica del tenis hace ya 25 años. Además, en este equipamiento se pudieron ver hasta tres medallas del combinado español, con protagonismo para Arantxa Sánchez Vicario, con dos, Conchita Martínez, y Jordi Arrese. Desde el mes de mayo, en la fachada luce la lona conmemorativa del 25º aniversario que acredita que fue sede durante los Juegos de Barcelona ’92.

Justo después de los Juegos, des de la instalación ya se pusieron a trabajar en favor del tenis en la ciudad. “La gran tarea que estamos haciendo poco a poco es abrir el tenis a la calle. De hecho, una de nuestras prioridades es que no haya nadie que por ningún motivo no pueda practicar el tenis“, explica Josep Manel Ferreras, director del Centro Municipal de Tenis Vall d’Hebron. También explica que a los niños y niñas de las escuelas y campus que pasan cada año por las pistas les hace una ilusión especial pisar pistas que fueron, en su día, epicentro del deporte mundial.

En este espacio, de 40.000 metros cuadrados y situado en el distrito de Horta-Guinardó, hay más de 38.000 entradas puntuales cada año, y tiene en torno a un millar de abonados. El equipamiento dispone de 24 pistas de tenis -17 de tierra batida y 7 sintéticas-, 6 pistas de pádel, una sala de fitness, una sala de actividades dirigidas y una piscina lúdica y familiar. Durante el año, centenares de niños y niñas visitan el Centro Municipal de Tenis para disfrutar de este deporte en el marco de actividades escolares, casales de veranos y actividades de promoción deportiva.

Comparte este contenido